Un Rayo de Primera

El Rayo Vallecano es de Primera. Más allá de certificarlo matemáticamente con el punto conseguido frente al Valencia, los de Jémez volvieron a demostrar que la honestidad de su fútbol tiene un hueco en la máxima categoría del fútbol nacional. Los embajadores del imperio económico de Peter Lim no pudieron pasar del empate en Vallecas frente a un Rayo valiente, serio y competitivo.

Antes de empezar, bastaba con echar un vistazo al banquillo de Nuno para confirmar la desigualdad de recursos entre ambos conjuntos. Allí empezaban el choque jugadores como De Paul, Feghouli, el internacional Paco Alcácer o el propio Javi Fuego, uno de los mejores centrocampistas que han pasado por Vallecas en la historia reciente del club. Sobre el césped, más de lo mismo. El Valencia pagó 25 millones de euros por Enzo Pérez, llegado en el mercado de invierno, más que todo el presupuesto anual de un Rayo que además afrontaba el choque sin Amaya, Baena o Léo, entre otros.

Sin embargo, el conjunto che afrontó el choque con las mismas precauciones que lo hace cuando se enfrenta a equipos de la zona alta de la tabla. Nuno puso especial anterior en neutralizar a Kakuta y Embarba por banda, al tiempo que incidía en la presión sobre Trashorras en la salida del balón. Un buen plan que el Valencia complementaba con

peligrosas llegadas de Rodrigo por la banda diestra el ataque. Ahí sufría Nacho, que veía como la sombra del cambio le amenazaba con Insúa calentando en la banda desde el minuto diez.

De repente, una acción inesperada cambiaba el rumbo del choque. El joven Embarba sorteaba un par de rivales antes probar fortuna desde muy lejos con un disparo potente, pero centrado. Diego Alves fallaba con estrépito y el balón terminaba en el fondo de la red. Ventaja y oxígeno para un Rayo Vallecano con la ilusión de acercarse, por increíble que parezca, a puestos europeos.

Derrotados en el descanso, los jugadores valencianos regresaron al terreno de juego con una disposición muy distinta en la segunda mitad. Dani Parejo tocaba la corneta y solamente Toño -ayudado por la madera en alguna ocasión clara- evitaba que las flechas visitantes percutieran la portería situada en el antiguo fondo de Eurocolchón.

Y así llegó el último giro brusco del choque. Bikandi Garrido, errático en sus decisiones durante los noventa minutos, obviaba un claro fuera de juego de Negredo para terminar expulsando a Morcillo en una jugada que debía estar anulada con anterioridad. No quedó ahí la cosa para los vallecanos en ese fatídico minuto 66: la falta posterior suponía el 1-1 de Parejo y Jémez se

marchaba expulsado a los vestuarios por protestar la decisión del colegiado.

Con el viento soplando a favor, el Valencia se desató en busca de un triunfo necesario para su lucha por la Champions. Arropados por unos 400 seguidores en la grada visitante -200 de los cuales no pararon de proferir cánticos de mal gusto, insultos y faltas de respeto al barrio de Vallecas-, André Gomes, Negredo, Parejo, Enzo y compañía desplegaban un fútbol de calidad y generaban numerosas ocasiones de gol sobre el área de Toño.

El que no generaba más peligro era Rodrigo, expulsado por agredir de nuevo a un rival franjirrojo, tal y como hiciera en la eliminatoria de Copa el pasado mes de diciembre. El error del ariete igualaba de nuevo las fuerzas y metía en el partido a un Rayo que bien pudo llevarse los tres puntos con una clara ocasión de Gael Kakuta. Alves compensó el error del primer tiempo con una manopla espectacular que dejaba el marcador final en tablas.

Primer empate del Rayo Vallecano desde la jornada 2 en lo que está llamado a ser, salvo machada en forma de triunfo en Cornellá para volver a meterse en la lucha por Europa, un final de temporada plácido y tranquilo para los de Vallecas.

RHOpinionFirmaJCO

PUNTUACIONES RAYO HERALD

8 TOÑO

7 TITO

7 ZÉ CASTRO

7 MORCILLO

7 NACHO

8 FATAU

8 TRASHORRAS

8 EMBARBA

8 KAKUTA

6 BUENO

7 MANUCHO

7 INSÚA

7 QUINI

AQUINO

8 JEMEZ

SOCIAL

DETALLES


EXPULSADO
Paco Jémez y José Manuel Ochotorena terminaron siendo expulsados por Bikandi Garrido. El colegiado del encuentro no registró ningún insulto en el acta del partido, pero ambos vieron el camino de los vestuarios antes de tiempo por protestar sus decisiones de manera ostensible En el caso del técnico del Rayo Vallecano, lo que peor le sentó fue ser expulsado desde 40 metros de distancia.


BIENVENIDO JAVI
Javi Fuego es uno de los jugadores que mejor recuerdo han dejado en Vallecas en los últimos años. Tras una etapa brillante como jugador del Rayo Vallecano, el centrocampista sigue mostrando su mejor cara en el Valencia. De hecho, el asturiano -que siempre es bienvenido por la afición cuando regresa al Estadio de Vallecas- firmó recientemente su renovación con la entidad valenciana.

CON K DE CANTERA
El Rayo Vallecano aprovechó el descanso del partido frente al Valencia para homenajear a dos de sus equipos (Juvenil e Infantil) de la cantera, recientemente proclamados campeones de sus respectivas ligas. Los jóvenes canteranos disfrutaron como enanos pisando el césped del Estadio de Vallecas e incluso se acercaron al fondo para celebrar el triunfo con la afición.

ALVES AL SOL
Diego Alves cometió en error estrepitoso en el primer gol del partido permitiendo que un disparo lejano de Embarba se le escapase de los manos. Sin embargo, el guardameta pudo resarcirse en la segunda mitad con una gran intervención a disparo de Kakuta, demostrando que es sin duda uno de los mejores cancerberos del campeonato.

LA DISTANCIA DE BIKANDI
El arbitraje de Bikandi Garrido fue muy protestado por la grada de Vallecas, especialmente en la jugada que terminó propiciando el gol del empate del Valencia. Dani Parejo aprovechó la falta señadala en la frontal para superar a la barrera franjirroja y poner el 1-1 en el marcador.

TAGS >

Sorry, the comment form is closed at this time.