Un Rayo de pena

Tres recién ascendidos como Eibar, Córdoba y Deportivo. Un par de rivales directos como Elche o RCD Espanyol. Conjuntos de mayor potencial como Valencia, Sevilla o FC Barcelona. Todos ellos se han llevado la victoria del Estadio de Vallecas en los últimos cuatro meses. Una sucesión interminable de jornadas de puertas abiertas en lo que debería ser un fortín inexpugnable -o al menos complicado de asaltar- para los equipos que visitan el feudo franjirrojo.

Cierto es que el Rayo Vallecano compensa esta deficiencia con una versión superlativa lejos de Vallecas, pero eso no resta un ápice de importancia al pobre rendimiento ofrecido por el conjunto de Paco Jémez frente a su afición. Contra el Depor se pudieron ver, una vez más, todos los factores que vienen condenando al equipo en su propia casa: errores puntuales y errores colectivos aderezados con una ración de ansiedad creciente con el paso de los minutos.

Y es que el técnico no da con la tecla para activar al equipo en Vallecas. Ya sea con una defensa de tres más complicada de entender o con un dibujo más lógico como el planteado contra el conjunto gallego, los elegidos por Jémez son incapaces de detener la sangría en casa. En esta ocasión fue Celso Borges el que aprovechó un mal despeje de Toño para abrir el marcador antes del minuto 10 de partido. Una circunstancia que por muy repetida que

sea -Bacca en el minuto 8, Sergio García en el minuto 9, entre otros- no deja de hacer mucho daño a los vallecanos.

Como también es habitual, el Rayo Vallecano puso todo de su parte para recuperar el terreno perdido. Aunque los centrales se empeñaban en jugar siempre al filo de la navaja, lo cierto es que las ocasiones sobre la meta de Fabricio empezaron a llegar. Así hasta que Alberto Bueno tiró de calidad para controlar y disparar con la izquierda un balón suelto dentro del área.

Empate y esperanza de un futuro mejor para la grada naranja de Vallecas. La protesta estilo ´Guantánamo´ dio un colorido distinto a una grada de Vallecas que se volcó en la previa con la despedida a Wilfred. Los hijos del mítico cancerbero franjirrojo comprobaron en primera persona como su padre goza, allá donde esté, de la categoría de leyenda en el barrio de Vallecas. Incluso justo antes del descanso, tras un error inexplicable de Baena -y por extensión de su técnico- Toño cambió de color para volar como habría hecho el propio Willy y evitar el tanto visitante con una intervención espectacular.

Espejismo sentimental antes de una dosis de cruda realidad en la reanudación. Con Léo totalmente perdido, Aquino desconcertado en banda izquierda, Kakuta enrarecido en banda derecha, Insúa en modo transparente y el resto tres cuartas

de lo mismo, la sombra de la séptima derrota en casa empezó a crecer irremediablemente en la segunda mitad.

A pesar de todo el Depor, que por momentos desplegó un buen juego en la primera parte, pudo salir malparado de Vallecas. El asistente de Prieto Iglesias acertó al anular un gol de Kakuta por fuera de juego de Trashorras. Acto seguido, Bueno estrelló en Fabricio un claro remate casi ya en el área pequeña. Cualquiera de esas dos jugadas pudo cambiar el rumbo del partido, pero finalmente lo hizo otra: un absurdo penalti de Ba dentro del área que Borges se encargó de transformar engañando a Toño.

Desde ahí hasta el final apareció la versión más caótica del Rayo Vallecano. Después de una hora con el balón largo prohibido bajo pena de castigo jemeziano, la última media hora torna en un bombeo de balones en largo para que Manucho haga lo que pueda, que generalmente es poco. Y lo de siempre: el enfado crece, la ansiedad se desborda y los puntos vuelan de Vallecas. Depresión rayista temporal hasta que la semana que viene un nuevo fogonazo, lejos de casa, saque a relucir los beneficios de la fórmula Paco Jémez. Mitad de tabla.

RHOpinionFirmaJCO

PUNTUACIONES RAYO HERALD

5 TOÑO

4 TITO

4 ZÉ CASTRO

3 BA

3 INSÚA

5 TRASHORRAS

5 BAENA

4 AQUINO

5 KAKUTA

6 BUENO

3 LÉO

4 MANUCHO

5 POZUELO

5 EMBARBA

4 JEMEZ

SOCIAL

DETALLES


HOMENAJE A WILLY
El rayismo rindió homenaje a Wilfred en la previa del partido contra el Deportivo. Sus hijos, que no llegaron a tiempo en su viaje desde Nigeria para ver a Willy con vida, estuvieron presentes en el Estadio de Vallecas y recibieron el cariño de la afición vallecana .


NARANJA PRESIDIARIO
La afición del Rayo Vallecano protestó contra las medidas que los dirigentes les vienen aplicando en las últimas semanas. Con el lema “somos rayistas no delincuentes” siempre presente, los seguidores apostaron esta ver por acudir al partido vestidos de naranja “presidiario”. En la previa se repartieron plásticos de ese color y en los alrededores del Estadio se pudieron leer pancartas con el mensaje “Esto es Guantánamo”.
post20150130-1i
UN TONTO EN LA GRADA
En cualquier sitio se cuela un tonto y esta vez lo hizo en Vallecas. Mediada la segunda parte, el asistente de Prieto Iglesias estuvo cerca de ser alcanzado con dos mecheros. La circunstancia, lamentable donde las haya, fue reflejada en el acta por el colegiado del encuentro y podría acarrear consecuencias negativas para el club y sus aficionados.

TOÑO AL ATAQUE
No es la primera vez esta temporada, ni mucho menos. El último lance del partido volvió a propiciar la llegada desesperada de Toño al área rival. Un indicador claro de la desesperación con la que el Rayo Vallecano termina los partidos en el Estadio de Vallecas.

ABDOULAYE BA
Tal y como sucediera en el partido de la primera vuelta, un penalti de Abdoulaye Ba le vino de perlas al Deportivo de la Coruña. A diferencia de la pena máxima señalada en Riazor, esta vez el central cedido por el Oporto sí que cometió una clara infracción dentro del área. Su agarrón en un córner le costó muy caro al Rayo Vallecano, aunque sus seguidores le siguieron mostrando un apoyo incondicional desde la grada.

NI RASTRO DE LÉO
La irregular campaña de Léo Baptistao está pasando factura al Rayo Vallecano. Hasta la fecha el delantero cedido por el Atlético de Madrid sólo ha dejado chispazos en partidos puntuales. Más allá de los dobletes consecutivos contra Athletic y Levante allá por el mes de septiembre, Léo no ha encontrado la manera de contribuir positivamente a los resultados del equipo.

TAGS >

Sorry, the comment form is closed at this time.