post20150308-1h

Plácida derrota

La historia se repitió. Una vez más el Rayo Vallecano más manso volvió a salir goleado en uno de los choques contra los poderosos de la Liga. El Barcelona arrasó a los franjirrojos, imponiéndose con un rotundo 6-1. La derrota, esperada dentro de las previsiones más optimistas, no ha pasado especial factura en la clasificación a los de Jémez, que siguen distanciados del descenso por 7 puntos. Las dos próximas jornadas recibirá a Granada y Málaga en Vallecas, partidos donde los rayistas intentarán dar un paso al frente en su aspiración por mantener la categoría.

RH POSITIVO: REIVINDICAR NORMALIDAD

Hasta 6 veces tuvo que traspasar la línea de meta para sacar el balón allí alojado sin piedad por el contrario. De nada sirvió que detuviese un penalti al mismísimo Messi, ya que hubo que repetirlo. Cristian Álvarez pasó con más pena que gloria -al igual que el resto de sus compañeros- por el coliseo azulgrana. Sin embargo, el argentino ha vuelto esta semana a estar de actualidad por una excepcionalidad que merece un reconocimiento.

Las últimas entrevistas que protagonizó en Público y Marca esta semana nos muestran a un tipo muy alejado del triste prototipo de futbolista. Concede al balón la insignificante importancia que tiene pese a ser su herramienta de trabajo. Habla con una propiedad que para quienes amamos la normalidad del deporte es motivo de entusiasmo. Reconoce sus costuras, sus contradicciones, pero a la vez reivindica una forma de entender el fútbol y la vida sin glamour ni insana competitividad. Lástima que sus palabras pasen de puntillas entre tanto detritus alrededor de una pelota.

RH NEGATIVO: CALADOS HASTA LAS CEJAS

Desde el punto de vista que se mire, para unos es atrevimiento. Para otros, un harakiri en toda regla. Hay incluso a quien le da vergüenza, a quien le horroriza y al que le da igual. Algunos se sienten orgullosos. Cuestión de perspectiva. Lo que es innegable es que el Rayo pasó por el Camp Nou alejado de su mejor versión. Las visitas al impresionante estadio barcelonés nos sumergen en una paramnesia de muy mal sabor para aquel que siente la franja.

Vale que no estén las fuerzas igualadas y las diferencias de presupuesto sean indignantes, que el estilo de Jémez ha dado más alegrías que penas en líneas generales… pero una goleada semejante es dolorosa sí o sí. Entra dentro de lo esperado caer en la Ciudad Condal, pero cabrea que a los 5 minutos el partido se haya ido al garete y eso tiene responsables, no todos ellos vestidos de corto. Puede que esté lloviendo y nuestro paraguas tenga agujeros, pero no por ello hay que llegar a casa calados hasta las cejas de forma sistemática.

RHOpinionFirmaJG

Sorry, the comment form is closed at this time.