BLOG

post20150731-1a

Pasión rayista en una noche de verano

Sesenta y cuatro kilómetros. Es la distancia que separa Ocaña (Toledo) de la Calle Payaso Fofó, donde se encuentra el Estadio de Vallecas. Ése es el camino que hizo Abel para dar inicio a una estampa atípica como pocas en la calle por donde el Rayo Vallecano y sus rivales entran a los vestuarios cada dos jornadas. Hablamos de la cola que se desparrama calle arriba o calle abajo, según se mire, pero que tiene inicio en las taquillas del estadio. Más de un centenar de personas, equipados con mesas, sillas, colchones, abanicos y avituallamiento a granel, que va desde bolsas de snacks a pizzas recogidas en Pizza Vk. No falta las bebidas. Las altas temperaturas, aun de noche, las hacen imprescindibles.

Abel espera a que abran la taquilla a primera hora. Lo hace sentado en su colchón, rodeado de un grupo de 15 personas. Reina el buen rollo. Él erá el primero en recoger el botín: uno de los 170 abonos de Fondo para la temporada 2015-2016. El ocañense, de 19 años, llegó a las 5.00 horas de la mañana y es la segunda noche que pasa hasta el ansiado momento. “Será mi primer año como abonado, pero llevo siguiendo al Rayo unos añitos… ya son 10 años. Ahora me vengo a vivir a Madrid y será más fácil venir a los partidos”, comenta antes de resoplar tras reconocer que a este Rayo “todavía le faltan fichajes, como Michu, que sería una gran incorporación”.

Junto a Abel está Hugo Miguel, portugués que lleva toda la vida en el país vecino. También aguarda para conseguir su primer carné como socio rayista. “He venido a Vallecas y me he enamorado”, afirma contundente. “La hospitalidad, el ambiente y la honestidad de la gente” son los motivos que le han llevado a unirse a las filas de una legión que por ahora ronda los 8.500 miembros de cara a la nueva campaña.

Muy cerquita encontramos a Almudena, otra virtual nueva abonada franjirroja y quien ya ha viajado a ver al equipo en varias ocasiones, entre ellas en el reciente desplazamiento a Hamburgo contra el Sankt Pauli. Un poco más rezagada en la cola, es una de las responsables de llevar la lista de quienes se han armado de paciencia para conseguir el preciado botín que da acceso al estadio a través de la Puerta Wilfred Agbonavbare.

A las 23.00 horas contabilizaban unos 140 abonos adjudicados entre las aproximadamente 100 personas que han decidido hacer noche en la calle. “Por la mañana nos tocará estar algo pendientes del orden de la lista, para evitar que alguien se cuele”, confirma, aunque no cree que haya ningún incidente dado el buen ambiente que ha habido en toda la jornada.

A la tercera va la vencida. Es el caso de Darío, quien ya dispone de un abono de Lateral Baja pero que este año cambiará de asiento rumbo al Fondo. Sorprendido por lo que considera un alto número de localidades disponibles este año, es la tercera vez que intenta ubicarse detrás de la portería para ver a su equipo. “El primer año vine a las 12 de la mañana y me dijeron que ya se habían agotado, que había que venir a primera hora. Al año siguiente me dijeron que llegase a las 9, vine a las 7 y ya había muchas personas. Hubo mucho desbarajuste y se sacaron solo entre 30 y 50 abonos”, explica. Este año Darío esperaba la misma situación y por ello decidió hacer noche. Sin embargo, para su asombro “de golpe y porrazo se han sacado 170… no sé el motivo, quizá la gente se haya movido a otros lados… o quizá sea el horario: jugar los viernes, lunes y entre semana, son 6-7 partidos a los que al final los trabajadores no podemos acudir y por eso muchos no se abonan”.

La animación y la diferencia económica entre abonos de Lateral (desde 230 euros en Tribuna Alta a 380 en Tribuna Cental) y de Fondo (165 euros) son los motivos que le han movido a perder horas de sueño y unirse a la grada más ruidosa del estadio. No estará solo. Casi 2.000 personas entre ellas Abel, Almudena y Hugo Miguel vibrarán cada jornada en Vallecas. Es lo que toca, en las buenas y en las malas, y por ello habrá merecido la pena pasar más de 24 horas acampados en Payaso Fofó.

RHOpinionFirmaJG

 

Post a comment