Oxígeno en Vallecas

Puede que sean sólo tres puntos pero parecen trescientos. El triunfo del Rayo Vallecano frente al Villarreal pone fin a una racha de tres derrotas consecutivas de los franjirrojos y abre un nuevo horizonte en Vallecas. Situado de repente en mitad de la tabla, el conjunto dirigido por Paco Jémez afronta los próximos duelos contra Athletic y Levante con un considerable colchón numérico y mental.

Más allá de los partidos perdidos de manera consecutiva, la razón para activar la señal de alerta en Vallecas había sido la pobre sensación dejada sobre el césped durante el mes de febrero. Esta vez Jémez, consciente de la dinámica oscura que tenía atrapado al equipo, optó por cambiar un buen puñado de piezas para buscarle las cosquillas a los Marcelino. Y lo consiguió.

Además de Insúa y Ba -ambos descartados por decisión técnica- el míster aprovechó la baja por sanción de Baena para renovar por completo su motor en el centro del campo. Fatau hizo de pulmón y Jozabed tomó el relevo creativo de un Roberto Trashorras relegado al banquillo. La fórmula resultó ser la más apropiada ante un Villarreal mermado por bajas y rotaciones. Valga como ejemplo el debut de Sergio Marcos como acompañante de Tomás Pina ante las notables bajas de Bruno Soriano y Jonathan dos Santos.

En cualquier caso, la mejora en la concentración del Rayo Vallecano no evitó que el conjunto

amarillo gozase de un par de ocasiones claras para adelantarse en el marcador. Víctor Ruiz pudo cambiar el rumbo del partido pero no acertó a superar a Toño a pesar de rematar completamente solo desde dentro del área. Mismo desacierto para Giovani, que desaprovechó un mano a mano claro con el guardameta local antes del descanso.

El Rayo, encomendado en ataque al talento de un Kakuta mucho más efectivo por banda izquierda, tuvo su ocasión más clara en un centro del francés que Licá tampoco acertó a rematar entre los tres palos. El testarazo desviado del portugués, junto con un par de intentonas de Léo que terminaron en dada, desvelaba las dificultades de los vallecanos para generar ocasiones de peligro ante la meta de Sergio Asenjo.

Pero lo mejor del Rayo Vallecano estaba por llegar. En la reanudación Alberto Bueno tiraba de picardía a la salida de un córner para amagar en dos ocasiones y terminar metiendo la puntera ante la impotencia de Asenjo. El balón se convertía en el primer tanto del partido, abriendo de par de par el panorama anímico para un equipo tan necesitado de puntos.

Marcelino se acordó entonces de los titulares que habían arrancado el choque desde el banquillo. Cheryshev, Vietto y Trigueros se incorporaban a la pelea, poniendo en dificultades a la zaga local. Sin embargo,

tanto Amaya como Zé Castro en el centro de la defensa como Tito y Nacho en los laterales supieron aguantar el empuje rival solventando con eficacia todas las situaciones de peligro que deparó el juego.

Así las cosas el Rayo, con el empuje de la grada como telón de fondo, manejó bien los tiempos hasta llevarse los tres puntos con cierta comodidad. Una buena prolongación de Manucho llegaba a pies de Licá, que en su último esfuerzo antes de retirarse lesionado era capaz de asistir a Kakuta para el dos a cero. Sin tiempo para mucho más, la vida pirata ponía el colofón a la tarde en Vallecas antes de que Pérez Montero señalase el camino hacia los vestuarios.

En definitiva, un balón de oxígeno para los de Jémez que vuelven a recargar el crédito en su tarjeta para afrontar con garantías la recta final de la temporada. Con 8 partidos ganados -más del doble que equipos en zona de descenso como Córdoba (3), Levante (4) o Granada (3)- la renovada dosis de autoestima apunta ahora en la misma dirección que las dos últimas y exitosas temporadas bajo el mando de Paco Jémez.

RHOpinionFirmaJCO

PUNTUACIONES RAYO HERALD

7 TOÑO

8 TITO

7 ZÉ CASTRO

7 AMAYA

7 NACHO

8 JOZABED

7 FATAU

7 LICÁ

8 KAKUTA

8 BUENO

6 LÉO

7 MANUCHO

6 ALEX MORENO

MORCILLO

8 JEMEZ

SOCIAL

DETALLES


TRASHORRAS, AL BANQUILLO
Paco Jémez decidió dar descanso a una de las piezas fundamentales de su proyecto. Roberto Trashorras, indiscutible para el técnico durante sus tres temporadas en Vallecas, dejó su puesto a Jozabed Sánchez en el partido contra el Villarreal. El jugador gallego vio todo el partido desde el banquillo y no disputó ningún minuto contra el conjunto amarillo.


GRAPAS SÍ, PUNTOS NO
La derrota en Vallecas resultó especialmente dolorosa para Denis Cheryshev. El extremo del Villarreal, que se incorporó al juego en la segunda parte, se llevó un golpe en la cabeza que precisó de grapas para cerrar le herida. El jugador ruso creó peligro desde la banda izquierda pero no pudo evitar la derrota de su equipo a manos de un Rayo Vallecano muy eficaz.

UN TITÁN LLAMADO FATAU
Más allá de contribuciones esporádicas muy puntuales, el verdadero debut de Fatau con la camiseta del Rayo Vallecano se produjo en el partido contra el Villarreal. El centrocampista aprovechó la baja por sanción de Baena para demostrar que tiene mucho que ofrecer al equipo dirigido por Paco Jémez. Conociendo la política de meritocracia aplicada por el técnico no sería de extrañar que el jugador cedido por el Granada repita titularidad en San Mamés.

MARCELINO, SECO Y CORTANTE
Marcelino se mostró seco y cortante con las preguntas de los medios en rueda de prensa. El técnico del Villarreal, en una actitud bastante habitual en los profesionales del fútbol cuando vienen mal dadas y gozan de cierto crédito, contestó con monosílabos y palabras cortantes cuando lo consideró oportuno. Sin ser excesiva, la actitud del técnico no dejó de ser sintomática respecto al papel que adopta y acepta la prensa en el panorama actual.

BUFANDAS AL AIRE
La afición del Rayo Vallecano disfrutó de un triunfo cómodo por primera vez en toda la temporada. Más allá de los ajustados triunfos por la mínima frente a Celta y Athletic, el conjunto de Paco Jémez no había conseguido afrontar los últimos minutos de un partido en casa con un margen de seguridad. Frente al Villarreal los seguidores pudieron disfrutar -vida pirata incluida- de un plácido final de partido.

¿A QUIÉN VINO A VER VICENTE DEL BOSQUE?
A estas alturas es bien conocido que el seleccionador nacional no se prodiga por el palco del Estadio de Vallecas. Sin embargo, con motivo del Rayo Vallecano – Villarreal, Del Bosque decidió acercarse y presenciar el partido en directo. Con Michu y Diego Costa lejos del Rayo desde hace tiempo…¿a quién vino a ver Vicente? Todos las papeletas apuntan al guardameta amarillo Sergio Asenjo.

MENSAJES EN EL FONDO
Los aficionados del fondo de Bukaneros volvieron a mostrar pancartas con mensajes sociales durante el partido del domingo. Además de las quejas en el minuto 12 contra el presidente de la Liga con el mensaje #TebasVeteYa, los seguidores franjirrojos se acordaron de los desahucios en los distintos barrios de Madrid y de los afectados por la Hepatitis C.

NACHO RESOPLA
Dentro de un buen nivel general cabe destacar la actuación de Nacho en el lateral izquierdo. Fuera del equipo durante largas temporadas, el defensor disputó un partido más que decente ante un rival muy complicado. Visto el nivel -muy bajo- ofrecido por Insúa hasta la fecha, todo hace indicar que el defensor madrileño disfrutará de más oportunidades como titular en el corto plazo.

TAGS >

Sorry, the comment form is closed at this time.