Lo más verde siempre es el césped

Tres años después del retorno del Rayo Vallecano a Primera División, escasean los calificativos para definir cómo un equipo con semejante nivel de ingresos ha conseguido encadenar cuatro temporadas consecutivas en la élite del fútbol español. Cuando allá por agosto de 2011 el conjunto dirigido por José Ramón Sandoval debutaba con un meritorio empate en San Mamés muy pocos auguraban un gran porvenir en Primera a la escuadra vallecana. Así lo dejaban caer las casas de apuestas, que situaban a la franja como la principal favorita para volver a Segunda junto al Granada (otro recién ascendido) al cierre de la temporada en 2012. Por cada euro apostado a esta posibilidad un ganador apenas lograría 1,75 euros, lo que indicaba la nula confianza de los expertos en un bloque que incorporó hasta 18 caras nuevas para suplir las múltiples bajas que tuvo durante el verano de 2011. Entre ellos cabe destacar a los hoy ya internacionales con la selección nacional absoluta, Michu y Diego Costa, y otros nombres con gran rendimiento en el equipo como Trashorras, Jordi Figueras o Tamudo.

TEMPORADA 2011/12

Sin embargo, seguía siendo un equipo definido por unos límites económicos con escaso parangón en la categoría. Así lo definen con claridad los presupuestos y los salarios medios de sus jugadores en comparación con el resto de equipos de Primera. El sueldo medio de un jugador del Rayo Vallecano en la temporada 2011-2012 se cifraba en unos 387.000 euros al año. Sí, a la abrumadora mayoría de los que leemos (y escribimos) estas líneas nos parece una cifra de infarto, imposible de alcanzar más allá de los sueños. Mas dejando esto aparte, viene a evidenciar la dificultad de competir con clubes con las mismas aspiraciones pero con posibilidades muy por encima de las que se podía permitir el cuadro madrileño.

Sólo el Levante 2011-2012 contaba con un salario promedio menor al del Rayo Vallecano (326.000 euros anuales). Al igual que los de Vallecas, los granotas lograron evitar la quema del descenso, con mejores resultados aún que los franjirrojos, puesto que alcanzaron posiciones de UEFA Europa League (6º clasificado). El siguiente equipo en la lista es el Sporting de Gijón (396.000 euros al año por jugador), quien, en cambio, no logró una clasificación superior a lo que plasma esta cantidad y acabó descendido a Segunda.

Pese a que los de Sandoval tuvieron que esperar al último minuto para confirmar su permanencia, el devenir del Rayo en su retorno a Primera fue muy positivo. Solo una pésima racha en el tramo final del campeonato llevó al equipo a sufrir en el antológico partido frente al Granada con el milagro del ‘Tamudazo’. A pesar de ello su posición final, decimoquinto clasificado, fue cuatro puestos superior a la que le correspondería por salario medio por jugador. De este modo, se situó por encima de equipos como el Zaragoza o el Granada, cuyos salarios medios eran nada menos que de 1,1 millones de euros y 667.000 euros respectivamente.

No obstante, el caso más dramático en este sentido fue el del Villarreal. El equipo castellonense contaba en sus filas con hombres de gran calidad como Borja Valero, Senna, Cani o Diego López. El sueldo medio anual de la plantilla ascendió esa temporada a 1,3 millones de euros por jugador, aunque ello no evitó que descendiese a Segunda aquel 13 de mayo de 2012. Le acompañó el citado Sporting y un equipo de actualidad por sus problemas económicos, el Racing de Santander, cuya plantilla contaba con un salario medio de 483.000 euros.

VILLARREAL
logo_villarreal

SALARIO MEDIO: 1.316.539€
PUESTO: 18º
DESCENSO

SPORTING
logo_sporting

SALARIO MEDIO: 396.644€
PUESTO: 19º
DESCENSO

RACING
logo_racing

SALARIO MEDIO: 483.503€
PUESTO: 20º
DESCENSO

TEMPORADA 2012/13

Meses después del épico gol que salvaba al Rayo, comenzaba una nueva campaña en Vallecas. Para no faltar a la ‘tradición’, hasta 18 jugadores abandonaban las filas del equipo vallecano. Igualmente, el banquillo sufría un importante cambio. José Ramón Sandoval dejaba paso a un técnico inédito hasta entonces en Primera, el exrayista Paco Jémez. Junto al entrenador llegarían en el mercado estival y en el de invierno 19 caras nuevas a la primera plantilla, algunos de ellos provenientes de la cantera como Léo Baptistao. Cabe subrayar que se continuó con la política de fichajes basada en jugadores que habían acabado contrato así como futbolistas cedidos. En cuanto a gastos, el presupuesto total del club -que continuaba inmerso en el concurso de acreedores- apenas llegaría a los 16,6 millones de euros, una cifra similar tanto a la campaña anterior como a las que sucedieron a ésta.

Por su parte, el resto de equipos de Primera División volvían a superar en este apartado a los vallecanos aunque no todos pudieron decir lo mismo en lo que a la clasificación final de la temporada. El Rayo logró su mejor clasificación en Primera, un meritorio octavo puesto que incluso le pudo abrir las puertas de la UEFA Europa League de no ser por la negativa del organismo europeo a que disputase su competición. El conjunto de Jémez superó con claridad a equipos con partidas presupuestarias muy superiores y que no escatimaron en pagar importantes cantidades a otros equipos a la hora de fichar y confeccionar una plantilla en teoría superior a la franjirroja.

ZARAGOZA
logo_villarreal

SALARIO MEDIO: 477.141€
PUESTO: 20
DESCENSO

DEPOR
logo_sporting

SALARIO MEDIO: 532.929€
PUESTO: 19º
DESCENSO

MALLORCA
logo_racing

SALARIO MEDIO: 807.469€
PUESTO: 18
DESCENSO

Real Zaragoza, Deportivo de La Coruña y RCD Mallorca fueron los equipos que acabaron en puestos de descenso en la temporada 2012-2013. El equipo maño -que este verano también ha protagonizado un caso de posible descenso administrativo por sus fuertes deudas económicas- salía del concurso de acreedores y contaba con un presupuesto de gastos de aproximadamente 21 millones de euros. Entre sus fichajes para el curso destacó la incorporación del lateral rumano Christian Sapunaru, que contó con una ficha de 600.000 euros o la de Romaric, que pasó a cobrar cerca de 1 millón de euros. Se unían así a un proyecto en el que se encontraban otros jugadores con salarios que sobrepasaban el millón de euros como el portero Roberto. Sin embargo, estas cantidades no fueron sinónimo de triunfo y el club acabaría en última posición rumbo a Segunda División.

El RCD Mallorca fue otro de los equipos que acabó entre los tres últimos clasificados de Primera. Su presupuesto de gastos dobló al del conjunto de Vallecas con 36 millones de euros. El club insular, que en la temporada anterior había logrado una cómoda octava posición, no dudó en incorporar a futbolistas a los cuales se les presuponía un nivel alto asumiendo sus altas fichas. El sueldo medio de la plantilla para esta temporada se fue por encima de los 800.000 euros anuales. Un paradigma de esta política fue la contratación del internacional mexicano Giovani dos Santos, por el cual el cuadro bermellón desembolsó 1 millón de euros. En la misma temporada llegaron otros futbolistas por los que apostó fuerte el club como Javi Márquez -con una ficha superior al millón de euros– o Arizmendi, cuyas actuaciones no estuvieron a la altura de lo esperado y no servirían para evitar el descenso.

Por último, el Deportivo de La Coruña contó con un presupuesto de gastos por encima del doble del que dispuso la entidad de la Avenida de la Albufera (40 millones de euros) y mayor al de sus acompañantes en el descenso. Entre sus incorporaciones para la temporada 2012-2013 estuvieron Abel Aguilar (por quien también pujó el Rayo pero a cuya ficha no pudo hacer frente) y veteranos como Carlos Marchena, Camuñas o Assunçao. Aunque contaba con un equipo a priori competitivo, los resultados no llegaron y en la última jornada acabó descendiendo a Segunda tras caer ante la Real Sociedad (0-1) en Riazor.

Estos casos, si bien son paradigmáticos por el triste desenlace a final de temporada, no son los únicos que muestran cómo el Rayo Vallecano rindió muy por encima de sus teóricas posibilidades. Fue la temporada de las victorias en San Mamés, Mestalla o ante el aún vitaminado con petrodólares Málaga de Manuel Pellegrini. Igualmente supuso la consagración goleadora de Piti, quien finalizaba en séptima posición con 18 tantos, por delante de estrellas como Higuaín (16), Cesc Fábregas (11) o Benzema (11). Meses más tarde la estrella rayista ponía rumbo a Granada, una entidad que triplica anualmente el presupuesto del Rayo Vallecano.

TEMPORADA 2013/14

Francisco Medina Luna ‘Piti’ no fue ni mucho menos el único que abandonó la disciplina franjirroja el verano de 2013. De nuevo más de una quincena de futbolistas dejaban atrás su época con la franja y la Secretaría Técnica del club intentaba reestructurar el equipo a marchas forzadas. Jugadores a coste cero, con contratos cortos, así como cesiones volvieron a marcar la política de contrataciones en un Rayo cuyo presupuesto volvía a perfilarse en función de su gran fuente de ingresos: el dinero de las televisiones. Apenas la venta de Léo al Atlético de Madrid dejó dinero en las arcas del club, pero según entró salió camino a cubrir la deuda acumulada por el equipo vallecano en los años previos al concurso de acreedores.

En cualquier caso, la porción en el reparto de derechos recibida por el cuadro madrileño fue una de las más bajas de Primera. Cuatro equipos (Granada, Elche, Real Valladolid y Almería) compartieron con los de Vallecas el dudoso honor de ser quienes menos dinero reciben por este concepto, con unas cantidades que oscilan entre los 18 y los 19 millones de euros. De forma progresiva, el resto de equipos vieron cómo esta cantidad era superior hasta llegar a las desproporcionadas cifras que percibieron Real Madrid y FC Barcelona (entre 140 y 150 millones de euros anuales).

Así pues, un nuevo desafío que los franjirrojos lograron superar con nota. Aunque a mitad de campeonato todo apuntaba a la esperada caída del Rayo a Segunda, una magnífica racha de resultados enderezó el rumbo de los de Jémez, que acabaron salvados a falta de varias jornadas para la conclusión del campeonato. Su posición final fue la duodécima, puesto que por ingresos televisivos correspondería al Getafe (25 millones de euros en este concepto). Precisamente los azulones estuvieron en la pugna por no caer al pozo del descenso hasta la última jornada, cuando consiguieron una sufrida salvación en Vallecas.

Otro dato llamativo que nos deja este análisis es que finalmente sólo uno de los cinco equipos con menores ingresos por derechos de televisión acabó descendido. Fue el caso del Real Valladolid. En cambio, los otros dos clubes que le acompañarán en Segunda en la temporada que está a punto de comenzar contaron con un nivel de ingresos superior y de ahí su inesperado descenso. Fueron los casos de Osasuna y Real Betis.

Especialmente sangrante fue el caso de los andaluces, que acabaron como colistas, desahuciados a falta de un buen puñado de jornadas y que apenas alcanzaron los 25 puntos en toda la competición con solo 6 victorias en 38 partidos. Según los datos, los verdiblancos recibieron 30 millones de euros en el reparto televisivo, motivados en gran parte por la disputa de competición europea tras su magnífica clasificación (7º) en la temporada anterior. Esto al club para formar una plantilla a priori de garantías para sobrevivir con cierta comodidad en la élite del fútbol español al menos un año más. Nada más lejos de la realidad.

En cuanto al descenso de Osasuna cabe remarcar no solo la citada cantidad pagada por las televisiones, sino también su presupuesto de 30,6 millones de euros. En su plantilla se encontraban hombres de gran nivel que esta nueva temporada han recalado en clubes de gran nivel como son los casos del exrayista Arribas (Sevilla) o el meta Andrés Fernández (Oporto). En su plantilla también destacaban jugadores como el que fuese pichichi del Rayo en su última temporada en Segunda, Emiliano Armenteros, Álvaro Cejudo o su máximo goleador, Oriol Riera (fichado al Alcorcón en julio de 2013 por 650.000 euros.

REAL BETIS

logo_betis

8º EN INGRESOS TV: 29.5 MILLONES €
PUESTO: 20º
DESCENSO

REAL VALLADOLID

logo_valladolid

18º EN INGRESOS TV: 18 MILLONES €
PUESTO: 19º
DESCENSO

OSASUNA

logo_osasuna

13º EN INGRESOS TV: 22 MILLONES €
PUESTO: 18º
DESCENSO

TEMPORADA 2014/15

Y en medio de cifras mareantes, de nuevo sin fichajes de relumbrón aunque -sobre el papel- con mejor pinta que años anteriores, nos encontramos con el nuevo Rayo Vallecano 2014-2015. Un año más, las salidas y entradas han sido masivas. Hasta 64 jugadores han disputado algún partido con la franja roja en los últimos tres años del equipo en Primera y todo apunta a que en la nueva campaña esta cifra llegará a los 80. La búsqueda de la permanencia se antoja en esta ocasión como histórica, puesto que de lograrse sería la primera vez que la escuadra de Vallecas encarrila cinco temporadas consecutivas en la máxima categoría.

Entre sus compañeros de objetivo destaca el meritorio caso del Eibar, otro modesto que ha empezado la campaña con buen pie. El conjunto vasco rompió todos los esquemas la pasada campaña con su primer ascenso a Primera pese a contar con el presupuesto más bajo de Segunda, algo inaudito. Ambos clubes, cuya trayectoria se cruzó allá por junio de 2007 en la hoy lejana promoción de Segunda B, partirán desde los escalones más bajos de la división de oro. El factor económico será determinante, aunque no debemos obviar otros que se han demostrado claves en esto del once contra once con un balón de por medio. Ilusión, ambición y trabajo bien definido frente a cifras de escándalo imposibles de alcanzar. Valentía, coraje y nobleza ante los designios de una evidente desigualdad económica.

post20140908-1a

FUENTES NUMÉRICAS DEL REPORTAJE

Reparto de los derechos televisivos

Salarios medios

Post a comment