El Rayo no se presenta en La Rosaleda

El Rayo Vallecano saltó al césped de La Rosaleda con el once casi de gala, ese con el que los rayistas esperan que no pase grandes apuros para conseguir la permanencia en Primera División. Al menos eso parece viendo las apuestas de los competidores por comandantes de dudosa fortuna como Alcaraz, Djukic y otros que están por llegar.

Faltaba Alberto Bueno y Jémez dio la alternativa a Pozuelo, excelso pelotero en su época bética necesitado ahora de minutos y mejores sensaciones para volver a sentirse futbolista. Con él formaron los habituales laterales y extremos, los que han ganado al Athletic y al Granada sobre la bocina. Bajo palos Toño, más que garantía aun teniendo a Cristian recuperado y por el centro el “káiser” Baena y la batuta de Trashorras. Arriba el mismo Léo que ha venido goleando con más o menos frecuencia en las últimas jornadas.

En el bando contrario aparecía un Málaga con 12 puntos y sólo 4 goles a favor en como local hasta la fecha. Pero tocó el día tonto, el día de la “hostia” con la mano abierta como dijo Jémez ante los medios. Un día similar a los vividos otros años en Valladolid o el mismo Málaga. Nada, no salió nada, y lo que es peor, quedó la sensación de que ni se intentó.

Apenas habían pasado treinta segundos y Amaya ya había salvado bajo palos un balón que se colaba. Al final fueron cuatro pero pudieron ser ¿ocho? ¿diez? ¿quince?. Toño se multiplicaba y los laterales aparecían difuminados. ¿El resto? Ni estaban ni se les esperaba: ni centro del campo, ni extremos, ni nada de nada. Incluso un Léo desdibujado caía en una provocación de Welington y se salvaba de milagro de irse antes de tiempo a vestuarios.

En menos de media hora la famosa “Jemezada” volvía por sus fueros: fuera Insúa y dentro artillería pesada en forma de jugones para nada. El Rayo se desangraba en la posesión, esa maldita posesión que tan pronto te hace inmune como que te deja con el culo al aire. Por suerte para los rayistas, lo primero sucede mucho más a menudo que lo segundo.

Lo que hace dos años parecía un drama ahora se entiende con normalidad en Vallecas. Se ha aprendido a pasar página cuando uno de estos accidentes se cruza en el camino. Tocar mirar al

frente y pensar en el próximo lunes. Sí, el lunes, con un Eibar que no pisaba Vallecas desde un lejano octubre de 2008, cuando ese Rayo de Mel ganaba por 4-1 al equipo de Pouso en lo que era la primera visita a Vallecas desde el día de autos.

No hace falta recordar el partido de ida de la fatídica promoción de ascenso a 2ª División un 16 de junio de 2007. ¿Se lo creen? Pues sí, ya han pasado más de siete años desde que todas esas lágrimas derramadas en Ipurúa dejan paso a lo que debería ser una fiesta en Primera División. Poniendo eso en perspectiva los errores de Málaga no pueden nublar el presente deportivo del Rayo Vallecano.

RHOpinionFirmaJCO

PUNTUACIONES RAYO HERALD

6 TOÑO

4 TITO

3 ZE CASTRO

4 AMAYA

2 INSUA

5 BAENA

3 TRASHORRAS

3 LICA

4 KAKUTA

3 POZUELO

4 BAPTISTAO

4 AQUINO

4 JOZABED

MANUCHO

7 JEMEZ

RH NEGATIVO

INMOVILISMO EN EL BANQUILLO

Paco Jémez es un técnico inmenso, formidable motivador, un ejemplo maravilloso de trabajo, pasión, entrega y buen hacer. Basta con remitirnos a los hechos. Es un tema indiscutible. Sin embargo, esto no quita para que de vez en cuando se abran algunas de las costuras en su labor. La incapacidad para dar un volantazo cuando el partido lleva derroteros no deseados es una de sus asignaturas pendientes y así lo vino a demostrar el pasado domingo. Su innegociable estilo carece de una alternativa que a veces no solo es conveniente sino necesaria. Se volvió a ver que el equipo no la tiene y así es muy complicado variar el devenir de los acontecimientos.

El simple hecho de cambiar a defensa de tres -por no hablar del evidente riesgo que conlleva tal movimiento- no le ha garantizado en ninguna ocasión un cambio en el transcurrir de los encuentros en los que ha sucedido. Debe hacerse algo más que un simple cambio de piezas que pueble en mayor medida las líneas ofensivas y esto debe estar muy entrenado. De lo contrario, el peligro seguirá ahí y pueden repetirse batacazos de las dimensiones que se vieron en la ciudad andaluza.

ACTÚEN DE OFICIO

Ni se lo piensen. Llamamiento urgente al Comité de Competición desde esta humilde tribuna que brinda Rayo Herald. La agresión de Camacho a Baena cuando el partido estaba agonizando ha de ser sancionada con contundencia. La incapacidad arbitral para apreciar el puñetazo del jugador del Málaga al franjirrojo Baena debe ser suplida en los despachos.

El Comité debe lanzar un mensaje de tolerancia cero con este tipo de gestos violentos e innecesarios. Horas más tarde era Domínguez, jugador del Getafe, quien repetía esta actitud despreciable al agredir en forma de pisotón a un jugador rival tirado en el suelo. A quien corresponda, actúe de oficio como ya se hizo en el pasado. Y si algún día es un jugador con la franja roja el que hace lo propio, sigan actuando de oficio. Repito: ni se lo piensen.

RH POSITIVO

POLÍTICA A IMITAR

Entradas a 5 y 10 euros en un horario de lo más agradable y cómodo para ver fútbol. Así celebró el Málaga el Día de la Infancia, en el que se volcó con los más pequeños al sacar a la venta entradas a un precio muy reducido que permitió disfrutar de un ambiente de gala para recibir a los vallecanos. Son políticas en las que conjuntos como el Rayo Vallecano han de fijarse de cara a construir no solo un presente sólido sino un futuro de ilusión.

A buen seguro, alguno de quienes pisaron el estadio por primera vez tardarán en olvidar ese día en el que los suyos le llevaron a ver a un equipo que, aunque apenas se hable de él en la tele, existe y juega muy cerca de su casa entre los más grandes de la Liga.

EXCEPCIONES A LA REGLA

Por fortuna para el Rayo Vallecano, lo acontecido en Málaga es a priori una excepción a la regla. No podemos vaticinar lo que sucederá en un futuro pero todo apunta a que el baño de buen fútbol, sólido, vertical y certero que sufrieron los rayistas durante el mediodía del domingo no será la tónica. No hay equipo que se libre de actuaciones ridículas a olvidar, ni siquiera los que un día antes se habían visto las caras en los aledaños de la Castellana.

Sucedió en Valladolid en 2012, se repitió en varias ocasiones un año después y en 2014 van siendo dos los momentos en los que se ha visto a un conjunto desconocido (la segunda mitad en Villarreal y los 90 minutos en La Rosaleda). El mero hecho de que no reconozcamos al ‘verdadero’ Rayo ya dice mucho de un proyecto que se ha ganado muchos votos de confianza.

SOCIAL

RETRANSMISIÓN

REACCIONES

DETALLES

post20141026-1a
ESFUERZO SIN PREMIO
Antonio Amaya jugó como titular en La Rosaleda a pesar de tener un dedo roto y haber sido diagnosticado como baja para los próximos dos meses. El esfuerzo del central quedó sin premio dentro de la dinámica gris de todo el equipo.

post20141026-1b
SUPERIORIDAD LOCAL
Un joven Málaga arrolló al Rayo Vallecano desde el primer momento del partido. El desparpajo del conjunto andaluz superó con facilidad a los hombres de Paco Jémez, bloqueados desde el arranque den un partido para olvidar.

TAGS >

Sorry, the comment form is closed at this time.