El peor Rayo, los mejores puntos

El fútbol se ha encargado de darle al Rayo Vallecano seis puntos de manera consecutiva tras dos de sus peores partidos del campeonato. El triunfo sin brillantez ante el Celta dio paso a una primera parte horrorosa en los Juegos del Mediterráneo. Sin embargo, la UD Almería no supo aprovechar su momento y fue víctima de la calidad franjirroja en un destello a falta de cinco minutos para el final.

Fue en una circunstancia similar al triunfo en Los Cármenes y después, eso es cierto, de una evidente mejoría en el juego tras el descanso. La entrada forzada de Jozabed tras la lesión del voluntarioso Fatau coincidió con el desfallecimiento físico de los locales, obcecados con acciones individuales en la búsqueda de su primer triunfo en casa.

En el minuto 85′ una gran prolongación de Manucho era aprovechada por Alberto Bueno para desplegar su talento y asistir a Kakuta con su pierna izquierda. Con los papeles cambiados, el francés remataba -desde dentro del área y con la pierna diestra- al fondo de las mallas. Nada que hacer para un Rubén que ya evitado milagrosamente minutos antes el gol del extremo franjirrojo en un claro uno contra uno.

Y es que el Rayo Vallecano, a pesar de no desplegar su mejor versión, se apañó para tener las dos ocasiones más claras del partido. El empuje deslavazado de los de Francisco terminó por no hacer daño a los visitantes, cada vez más cómodos -sin excesos y siempre lejos de su mejor nivel- sobre el césped almeriense. El paso de los minutos hizo crecer a Quini en banda derecha y a Abdoulaye Ba en el centro de la defensa, ambos firmando un partido de menos a más. Todo lo contrario en una UD Almería encomendada al empuje, sin ningún tipo de precisión, de Thievy en la punta de ataque.

Así las cosas, la honestidad de Jémez volvió a ser clave en el desarrollo del encuentro. Lejos de la extendida tacañería que invade un gran número de banquillos de la liga, el técnico del Rayo Vallecano mantuvo su propuesta ofensiva a pesar de las circunstancias adversas. En una noche gris, Jémez no pensó nunca en racanear un punto frente a un rival directo y apostó por Aquino, Jozabed y Manucho como recambios desde el banquillo. Una declaración de intenciones de éxito demostrado durante los tres últimos años, accidentes particulares a un lado.

Para la reflexión del técnico quedan las razones que han impedido que el equipo desplegase su mejor fútbol en las últimas semanas. Cuestiones tomo la titularidad de Tito a pierna cambiada en el lateral, la posibilidad de poner juntos a Trashorras y Jozabed, o el dilema de las aportaciones por banda con Licá y Aquino ya están sobre la mesa del técnico.

Pero lo cierto es que el triunfo del Rayo Vallecano ante un rival directo como el Almería sitúa a los de Jémez con siete puntos de ventaja sobre la zona baja de la tabla. Un margen que da mucha tranquilidad a los de Vallecas para encarar el doble compromiso de liga y copa contra el Valencia, así como los dos últimos partidos del 2014 en casa frente a Sevilla y RCD Espanyol.

RHOpinionFirmaJCO

PUNTUACIONES RAYO HERALD

7 CRISTIAN

6 TITO

8 BA

7 AMAYA

6 QUINI

6 FATAU

6 TRASHORRAS

4 LICA

7 KAKUTA

6 BUENO

5 BAPTISTAO

7 JOZABED

6 MANUCHO

5 AQUINO

6 JEMEZ

SOCIAL

TAGS >

Sorry, the comment form is closed at this time.