Él es el Rayo

post20140612-1b

EL RAYO

Decía Hemingway que “se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar”. No me dijo nada, estoy seguro y creo que no le conozco, o sí.

Sólo sé que fue una tarde de domingo clásica de fútbol, en la esquina de Payaso Fofó con la Albufera y detrás el reflejo de la tienda, o lo que sea, del club. Allí estaba el hombre con su chaqueta, su camisa de cuadros y su pin del Rayo, de la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano. En la cabeza su gorra calada, mirada sincera de haber visto ya todo en la vida y el carnet rayista en la mano.

No le he vuelto a ver en toda la temporada pero me quedé prendado de esa mirada. Él es tu padre, tu tío, tu abuelo, el que nació “hace más de 90 años…”, el que “te dijo ven, te voy a llevar al Nuevo Estadio”…él sí que es El Rayo, el de Doña Prudencia, el de la Calle del Carmen, el Rodival, Erillas, Vallecas y el desaparecido Vallehermoso de la Calle Santander.

Sólo pido que si le ven allá por los calores de agosto con su abono en la mano, buscando la puerta impar, su asiento al sol, le miren, salúdenle respetuosamente y díganle gracias por mirarnos así. Gracias de verdad de parte de todos los rayistas.
RHOpinionFirmaFS

Sorry, the comment form is closed at this time.