Daños laterales

La propuesta futbolística de Paco Jémez tiene muchas virtudes. Entre ellas se encuentra la de haber llevado al Rayo Vallecano a un nivel de exigencia superior capaz de convertir en pequeña decepción una derrota a todas luces lógica y normal como la de anoche en el Vicente Calderón. Como era de esperar, la diferencia de recursos entre los franjirrojos y el Atlético de Madrid -campeón de liga y finalista de Champions- se trasladó de forma natural al terreno de juego hasta convertirse en una cómoda victoria local.

La ausencia de laterales natos en el once del Rayo Vallecano contribuyó de manera determinante a que la película siguiera el guión previsto. Tito por lesión y Quini por sanción dejaron huérfano el lateral diestro. Más curiosa fue la situación en el lateral zurdo, donde Insúa no pudo jugar por una cláusula de cesión en su contrato y donde Nacho se quedó en el banquillo a pesar de ser el único lateral disponible de la plantilla. Con ese panorama, Jémez dispuso una defensa de tres con Zé Castro por derecha y Morcillo por izquierda escoltando a Ba en el centro de la defensa. ¿Resultado? Dos goles de Griezmann en veinte minutos de juego con dos errores clamorosos del portugués y el valenciano.

A partir de ahí, con un margen insalvable ya concedido, el Rayo Vallecano desplegó su habitual

juego combinativo manteniendo la dignidad durante todo el encuentro. De la mano de un Gael Kakuta superlativo que dejó en evidencia a Juanfran de manera repetida durante la primera parte, los visitantes fueron creciendo en confianza hasta recortar distancias por mediación de Roberto Trashorras. El faro de Vallecas celebró su reciente renovación con un gran disparo desde la frontal ante el que nada pudo hacer Miguel Ángel Moyá.

El Atleti, con la mente puesta en el partido de Copa frente al FC Barcelona, se dejaba llevar poco a poco, como si supiera que el propio Rayo Vallecano se encargaría de devolver la normalidad al marcador cuando fuera preciso. Y así fue. Sin margen para que llegaran los nervios en la segunda mitad, Manucho cerró los ojos defendiendo un saque de esquina y terminó introduciendo el balón en el fondo de la portería de Toño. De nuevo distancia de dos goles y sensación de partido inalcanzable para los franjirrojos.

Por aquel entonces, ya mediada la segunda parte, Fatau había bajado el pistón en el centro del campo. El jugador cedido por el Granada disputó sus mejores minutos de la temporada, mostrándose como una opción válida en el centro del campo. Algo parecido hizo Javier Aquino, muy activo en banda diestra y demostrando que puede

configurar una buena dupla de extremos con Kakuta si el técnico decide repartir bien las bandas. En el lado contrario de la balanza quedó esta vez Jozabed, apagado e inactivo durante la hora de juego que le otorgó esta vez Paco Jémez.

Así las cosas, el Rayo intentó aprovechar la dejadez de un Atleti a medio gas en el tramo final del partido. Una clara ocasión de Alberto Bueno o un penalti no pitado sobre Manucho pudieron abrir de nuevo el interés del choque, pero el marcador del Calderón no se volvería a mover. Un mano a mano de Torres bien solventado por Toño y cuatro detalles de calidad de Pozuelo fueron las últimas notas destacadas del choque antes de que Iñaki Bikandi señalase el camino de los vestuarios.

En definitiva, trámite superado sin tarjetas ni males mayores ante un rival fuera de alcance por el marco desigual de la competición. Será el próximo viernes cuando la visita del Deportivo a Vallecas mida la capacidad real del Rayo Vallecano para dar un salto de calidad, tanto sobre el césped como en la tabla clasificatoria.

RHOpinionFirmaJCO

PUNTUACIONES RAYO HERALD

5 TOÑO

3 ZE CASTRO

2 MORCILLO

6 BA

6 BAENA

7 TRASHORRAS

4 JOZABED

7 AQUINO

8 KAKUTA

7 FATAU

6 MANUCHO

7 POZUELO

6 BUENO

ALEX MORENO

7 JEMEZ

SOCIAL

DETALLES

post20150124-1i
DESPEDIDA EN VALLECAS
La afición del Rayo Vallecano decidió no desplazarse al Calderón como protesta ante las medidas aplicadas para la compra de entradas en la zona visitante del feudo colchonero. En contrapartida, los seguidores franjirrojos despidieron al equipo desde la puerta de vestuarios del Estadio de Vallecas al grito de “Somos rayistas no delincuentes”.

post20150124-1e
FUERZA WILLY
El gesto más bonito de la noche tuvo lugar antes del comienzo del partido. Los jugadores de Atlético de Madrid y Rayo Vallecano posaron con una pancarta de apoyo a Wilfred. El que fuera guardameta del conjunto franjirrojo lucha estos días contra un cáncer en lo que está siendo el partido más complicado de la vida del carismático jugador nigeriano.
post20150124-1f
EL MÁS JOVEN Y EL MÁS ALTO
Licenciado en Derecho, Iñaki Vicandi Garrido es el colegiado más joven de toda la Primera División. A sus 28 el colegiado nacido en Portugalete ya dirige partidos de altura dentro de la máxima categoría del fútbol nacional. Hablano de altura, Vicandi Garrido es también el colegiado más espigado de la categoría con 1’92 metros de altura.
post20150124-1c
RECITAL KAKUTA
Gael Kakuta volvió a dejar muestras de su gran calidad. El jugador galó desarboló a Juanfran en una primera parte marcada por sus numerosos desbordes por banda izquierda. Curiosamente, el festival de Kakuta estivo acompañado de otro aún mejor en el bando rival. Griezmann, compañero de Kakuta en la selección francesa sub 21, también firmó un partido sobresaliente y anotó dos goles.
post20150124-1b
ALGO FALLA
La grada visitante del Calderón se convirtió en un auténtico solar en la noche del sábado. Las medidas de Liga y RFEF en una causa apoyada por todos –la de erradicar a los violentos de los estadios- se está llevando por delante a grupos pacíficos de aficionados que ven muy reducidas las opciones para animar a su equipo. Es evidente que algo está fallando en las medidas aplicadas por los dirigentes del fútbol español en las últimas semanas.
post20150124-1h
EL RESOPLIDO DE ZÉ CASTRO
Zé Castro regresaba al escenario en el que dio sus primeros pasos en el fútbol español. El ex jugador de Atleti y Deportivo no tuvo una noche afortunada, concediendo de manera inexplicable el primer gol local. Después del partido, el central portugués pasó por la zona mixta del Calderón para explicar lo sucedido en el partido con total normalidad. Su cara al recordar su error en el micrófono de Javier Boned (Unión Rayo) refleja bien a las claras lo sucedido sobre el campo
post20150124-1g
EL GORRO DE JÉMEZ
El estilismo de Paco Jémez se vio empañado de forma severa por su elección para combatir el frío en el Calderón. La combinación traje-gorro llamó la atención de todos los fotógrafos que cubrían el partido. La nota divertida vino en la rueda de prensa posterior, cuando Jémez fue preguntado por una supuesta “iniciativa solidario” por la que llevaba el gorro en la banda. “Llevaba el gorro porque hacía un frío de cojones”, respondió entre risas el técnico cordobés.

TAGS >

Sorry, the comment form is closed at this time.