Buen punto de partida

Buen punto de partida para el Rayo Vallecano en su quinta travesía consecutiva por Primera División. El conjunto dirigido por Paco Jémez arrancó el curso futbolístico en Vallecas dejando las mismas sensaciones positivas que vienen acompañando al equipo en las últimas cuatro campañas en al fútbol de élite. Con la plantilla sin completar y frente a un equipo de calibre Champions como el Valencia, los de Vallecas supieron competir con su habitual intensidad y gusto por el fútbol de toque.

Sorprendió de inicio el técnico franjirrojo apostando por una dupla Miku – Manucho en punta de ataque. El venezolano intentó descolgarse y hacer las antiguas labores de Alberto Bueno, pero el experimento no terminó de ser satisfactorio. La distancia entre Trashorras y los atacantes se hizo demasiado grande y el Rayo perdió parte de esa fórmula combinativa que le hace dueño del balón y por tanto del juego.

A las dificultades colaboró un Valencia con una predisposición ofensiva en la primera mitad. Santi Mina, Piatti y Álvaro Negredo dispusieron de ocasiones suficientes para adelantar a los visitantes en el marcador, pero al falta de acierto y la seguridad de Toño evitaron males mayores para la zaga vallecana. En esa zaga destacaron todos sus componentes, desde la seriedad de los laterales Tito y Nacho hasta el desparpajo del joven Llorente junto a Zé Castro.

Una vez superados los nervios iniciales, el jugador formado en la cantera del Real Madrid firmó un debut notable en Primera División, no sólo por su rapidez sino por su calidad con el balón en los pies.

Pero fue en la segunda mitad cuando apareció la mejor versión del Rayo Vallecano. Con el Valencia perdiendo fuelle, los de Jémez se apoderaron del juego y de las ocasiones. Manucho, luchador durante los noventa minutos pero falto de acierto en el remate, no acertó a empujar a la red una gran asistencia de Ebert desde la banda derecha. No tuvo mejor fortuna el debutante Fariña, que no llegó por centímetros a un balón cruzado por Lass Bangoura desde la misma zona del ataque franjirrojo.

Así las cosas, con Trashorras creciendo con el paso de los minutos a pesar de la oposición en la medular de un viejo conocido como Javi Fuego, la grada local empujaba en busca de los tres puntos. A pesar de los cinco mil asientos vacíos, los seguidores de la franja animaron sin descanso en lo que fue un boceto de las vibrantes sesiones que esperan este año en Vallecas.

El australiano Ryan se multiplicaba por alto y Nuno buscaba soluciones en su poderoso banquillo ché al tiempo que Lass, aclamado en su regreso, alternaba aciertos y errores en el uno contra uno.

Y el escalofrío quedó para el tiempo de descuento. Toño, justo antes de que Undiano señalase el camino de los vestuarios, sacaba un brazo simplemente milagroso a un remate envenenado de Álvaro Negredo. Intervención de tanta complejidad como belleza plástica con la que el guardameta del Rayo Vallecano aseguraba un punto más que merecido después de los noventa minutos de juego.

Con esa ovación de la afición rayista a su cancerbero se ponía punto y final a la primera noche del curso en Vallecas. Sensaciones positivas sobre el césped que deberán ser confirmadas en Balaídos el próximo fin de semana ante el Celta de Vigo. Pero esa ya será otra historia…

RHOpinionFirmaJCO

PUNTUACIONES RAYO HERALD

10 TOÑO

7 TITO

7 ZÉ CASTRO

8 LLORENTE

7 NACHO

7 BAENA

7 TRASHORRAS

7 EBERT

7 BEBE

6 MIKU

7 MANUCHO

7 LASS

6 FARIÑA

8 JEMEZ

DETALLES


DEBUT NOTABLE
Le tocó bailar con la más fea y acabó siendo el jugador más destacado de la zaga franjirroja. En su debut oficial con el Rayo Vallecano, Diego Llorente dio muestras de su potencial ante una pareja tan complicada como Álvaro Negredo. En un partido de menos a más, el joven Llorente dejó pronto atrás los nervios iniciales para terminar anticipándose en todos los balones divididos. Gran noticia en la zona defensiva de la franja.


CHINATOWN
El acuerdo del Rayo Vallecano con el patrocinador chino QBao sigue incrementando la presencia de aficionados de esa nacionalidad en la grada y en el palco de Vallecas. De hecho, con motivo del primer partido de Liga el club aprovechó la ocasión para mostrar su solidaridad con las víctimas de Tianjin. Rayo Vallecano y Valencia guardaron un minuto de silencio tanto por ese motivo como por el habitual recuerdo a todos los aficionados franjirrojos fallecidos durante el verano.

FAN DE TRASHORRAS
Roberto Trashorras es uno de los referentes de la afición franjirroja. En la previa del partido frente al Valencia este joven aficionado del Rayo Vallecano lucía, con una gran sonrisa, su petición de camiseta para el capitán del Rayo Vallecano.

EL ABRAZO
La rivalidad por hacerse con un puesto como titular nunca ha sido obstáculo para David Cobeño. El veterano cancerbero del Rayo Vallecano no dudó en abrazar y felicitar a a su compañero Toño tras su gran partido bajo palos. Sin duda que Cobeño juega el papel de catalizador rayista dentro de un vestuario ausente de referencias válidas tras las numerosas rotaciones de las últimas temporadas.

TAGS >

Sorry, the comment form is closed at this time.