post20150419-1c

Apacible cuarentena

El Rayo Vallecano alcanzó la meritoria cifra de los 41 puntos a falta de seis partidos para que finalice la temporada. El triunfo por 2-0 frente al Almería certifica la salvación de un conjunto que esta vez no deleitó a los suyos con un juego de alto nivel. No obstante, los goles de Amaya y Miku fueron suficientes para batir al cuadro entrenado por Sergi Barjuan, el cual fue incapaz de superar a Toño pese a las facilidades concedidas por los locales.

RH POSITIVO: JUVENIL

La gran noticia del fin de semana fue el triunfo del Rayo Vallecano y la proclamación como campeón del Grupo 5 de la División de Honor. El triunfo de los de Diego Merino es el premio a una apuesta fuerte por las categorías inferiores, otrora abandonadas a su suerte. El mérito es enorme, acabando por encima de grandes equipos de la comunidad como los todopoderosos Real Madrid y Atlético. Una alegría que esperemos dé sus frutos en un futuro ya que son varios los que apuntan al primer equipo rayista, en lo que a todas luces es una vía de supervivencia del club tan sostenible como ilusionante.

RH NEGATIVO: NUNCA DEJARSE LLEVAR

Las palabras de Paco Jémez en la rueda de prensa posterior al encuentro no ayudaron a digerir bien la victoria. Acostumbrado a hablar con claridad, expuso su opinión sobre el juego de los suyos en un tono negativo. Solo pueden entenderse como un toque de corneta con la intención de pinchar a la plantilla para que no suceda lo visto la campaña anterior, con la salvación en el bolsillo en las últimas jornadas y el “dejarse llevar” como canción de fondo. Restan seis partidos, dos de ellos ante equipos con potencial de Champions League. El reto es difícil, ya que además son 5 los puntos que separan a los franjirrojos del ansiado séptimo puesto. La situación no invita al más brillante optimismo, pero sería un error de bulto optar por bajar los brazos y dejar pasar la oportunidad de lograr una clasificación histórica. Solo así cobran sentido las particulares palabras del técnico rayista.

RH POSITIVO: GANAR POR INERCIA

Los 3 puntos logrados frente al Almería dejaron una sensación algo extraña en el aficionado vallecano. No fue la victoria mejor trabajada en lo que llevamos de temporada, ni la más espectacular. Quizá incluso ni la más merecida. Se ganó por inercia, por rutinas bien trabajadas y bien ejecutadas. Contribuyó igualmente un cuadro, el andaluz, poco dado a lanzarse a la yugular pese a una situación en la tabla que invita a hacerlo. La imagen proyectada por el Rayo, si ha de verse en positivo, es la del equipo que vence con suficiencia sin ser muy superior al rival, como solo los grandes hacen en esta Liga. Algo de mérito tiene el ganar así, quiera restárselo quien quiera restárselo.

RH POSITIVO: A CERO

Pese a ser uno de los dos equipos más goleados de Primera, no son pocos los partidos en los que el Rayo Vallecano ha dejado su portería virgen. El del domingo fue el noveno en el que ninguno de sus guardametas tiene que realizar el triste paseo al fondo de las mallas a recoger el balón. Toño contribuyó al blindaje en el marcador a lo grande. Los almerienses se toparon con dos estupendas manos sacadas en la segunda parte por el alicantino, quien llegó a última hora en verano y ha alternado su posición con Cristian de forma correcta, sin dar la sensación vista en otras temporadas de flanco más débil del equipo. Grandes reflejos, buen hacer y experiencia. Uno de los grandes destacados en el octavo equipo de la Liga que gana más partidos y más goles a favor consigue.

RHOpinionFirmaJG

 

Post a comment