Abrazo al objetivo

Cuatro victorias consecutivas en casa dan suficiente margen para afrontar la recta final de la temporada con tranquilidad. Esta es la racha que ha conseguido enlazar el conjunto de Paco Jémez en el último mes y medio de competición, combinando momentos de fútbol brillante con esfuerzos en el barro como el de esta tarde frente al Málaga.

Desde su llegada a Vallecas, al técnico del Rayo Vallecano nunca le han molestado los errores puntuales de sus pupilos. Lo que siempre le ha sacado de sus casillas es no aprender de ellos. En ese sentido, la evolución de la zaga franjirroja es un fiel ejemplo del progreso del equipo en este tramo de la competición. Con Amaya como baluarte, ni siquiera la habilidad de Samu Castillejo consiguió generar peligro sobre la meta de un Cristian muy acertado en las pocas acciones en las que tuvo que intervenir.

Cierto es que a esa tranquilidad defensiva contribuye un hombre por encima de todos: Raúl Baena. El centrocampista sigue confirmando el salto de calidad que ha dado esta temporada. Frente al Málaga se multiplicó en todos los frentes hasta convertirse en una auténtica pesadilla para sus adversarios. Siempre atento al corte, intenso en cada choque, concentrado en el balón parado y disciplinado en todos los aspectos tácticos, el ex del Espanyol exhibió todas sus virtudes frente a los de Javi Gracia.

Al mismo tiempo, el Rayo ha encontrado el punto necesario para decidir los partidos con las ocasiones justas. La combinación de factores generada por Alberto Bueno y Gael Kakuta fue suficiente esta vez para decantar la balanza a favor de los de Vallecas. El chispazo llegó mediada la primera parte justo cuando el madrileño encontró al francés desmarcado en el segundo palo. Una asistencia precisa e imposible de despreciar por el extremo francés, de nuevo determinante a favor de la franja.

A partir de ahí, sin alardes pero sin ceder un paso, el Rayo Vallecano protegió su botín ante un Málaga repleto de calidad con el balón en los pies. El partido tornó brusco por momentos, con ambos conjuntos sumando cartulinas de manera progresiva en acciones generalmente nobles y sin mala intención. Con la excepción de Welligton, marrullero en nueve de cada diez de sus accciones, el resto de jugadores pugnaban en buena lid por los balones divididos.

En esa batalla salió perjudicado Angeleri, expulsado por el colegiado de forma rigurosa tras golpear con el codo a Alberto Bueno. No acertó Jaime Latre, al que también se le reclamaron un par de penaltis por dos manos en el área del Málaga.

Así las cosas, el partido entró en su recta final con los visitantes buscando el empate con un hombre menos. La entrada del peligroso Amrabat amenazaba el triunfo de un conjunto local que apretaba los dientes consciente de la importancia de sacar tres puntos vitales para el objetivo de la permanencia. Desde el banquillo, Insúa y Licá daban aire defensivo a un Rayo Vallecano tan cómodo en la brega como con el balón en los pies.

Mucho antes Manucho había sustituido a un Léo Baptistao tocado. El ariete hispano brasileño apenas disputó media hora de partido y volvió a mostrar su faceta más desacertada. Voluntarioso en el esfuerzo, el jugador cedido por el Atlético de Madrid sigue sin encontrar su punto de forma en Vallecas. En cualquier caso, detalles individuales al margen, el Rayo confirmaba su mejor versión colectiva ante un Málaga incapaz de penetrar en la muralla franjirroja.

Al final, triunfo merecido para los vallecanos ante poco más de nueve mil espectadores en lo que fue -huelga de animación al margen- una de las peores entradas de la temporada. Los pobres resultados de los teóricos rivales por la permanencia y el gran rendimiento mostrado por los de Jémez en el 2015 dejan a tiro de piedra la presencia, una temporada más, del Rayo Vallecano en Primera División.

RHOpinionFirmaJCO

PUNTUACIONES RAYO HERALD

7 CRISTIAN

7 TITO

7 ZÉ CASTRO

8 AMAYA

6 NACHO

9 BAENA

7 TRASHORRAS

6 EMBARBA

7 KAKUTA

8 BUENO

5 LEO

7 MANUCHO

6 INSÚA

6 LICÁ

8 JEMEZ

SOCIAL

DETALLES


SIN FORTUNA
Léo Baptistao no atraviesa su mejor momento. A pesar de poner toda su voluntad, el ariete sigue sin encontrar el momento de fortuna que cambie el rumbo de su rendimiento particular. Frente al Málaga, además de mostrarse desacertado en las primeras acciones del partido, terminó siendo sustituido a la media hora de juego por unas molestias físicas. El jugador cedido por el Atleti presenció la segunda mitad del choque desde la grada.


MURAL HUMANO
El grupo Bukaneros ha anunciado una huelga de animación indefinida. Molestos por las medidas tomadas por las fuerzas del orden y los dirigentes de la liga, el conjunto de aficionados del Rayo Vallecano que habitualmente anima al equipo desde el fondo ha decidido cesar esa tarea de manera indefinida. A falta del material de animación habitual, en la previa del Málaga formaron con vestimenta naranja hasta componer sus siglas en la grada.

UN CLÁSICO EN EL BANQUILLO RIVAL
Javi Gracia es posiblemente el entrenador rival al que más veces se ha enfrentado el Rayo Vallecano en estas últimas diez temporadas. Desde los míticos duelos con el Pontevedra en Segunda B hasta otros muchos en los banquillos de Cádiz, Villarreal B, Almería, Osasuna y Málaga, el técnico no pudo rascar nada positivo en su enésima visita a Vallecas .

CORTANDO TODO
La intensidad de Raúl Baena destacó entre todos los jugadores que saltaron al césped de Vallecas en la tarde del sábado. Dedicado a una oscura labor de contención pero con poderío físico y recursos para sumarse al ataque, el centrocampista se convirtió sin lugar a dudas en el MVP del Rayo Vallecano – Málaga.

TAGS >

Sorry, the comment form is closed at this time.