post20150321-2a

A galopar

El galope del Rayo Vallecano en Primera División está muy cerca de prolongarse un año más. A falta de 10 partidos para que finalice la temporada, los de Paco Jémez se encuentran en una cómoda décima plaza, 10 puntos por encima de los puestos de descenso. El solitario gol de Kakuta ante el Málaga permitió a los franjirrojos sumar su cuarta victoria en casa de forma consecutiva, en lo que fue un gran partido de los locales en defensa. No faltó una polémica actuación arbitral que acabó dejando con un jugador menos a los andaluces y con 8 jugadores rayistas amonestados.

RH NEGATIVO: MERITOCRACIA

Y Alberto Bueno no fue convocado con la Selección. Lo que muchos nos temíamos se hizo realidad el pasado viernes al conocer la convocatoria de Vicente del Bosque. El máximo goleador nacional de la Liga y uno de los hombres más decisivos en este nuevo milagro vallecano se quedaba a las puertas de un equipo el español donde la meritocracia, como sucede con tantas cosas en la vida, brilla a fogonazos. ¿Hay mejores jugadores en su puesto en estos momentos? Posiblemente. ¿Están en mejor forma? Indiscutiblemente, no.

RH POSITIVO: CONTUNDENCIA

El Rayo sigue siendo uno de los equipos más goleados de la categoría. Hasta 50 tantos ha encajado en 28 jornadas, solo 2 menos de los más perjudicados en este sentido. La inconsistencia de la defensa rayista ha sido denominador común durante gran parte de la temporada, algo que a su vez ha sido constante en las últimas campañas. Sin embargo, el rumbo se ha enderezado con brillantez y solvencia.

El gran partido defensivo frente al Málaga confirmó que esta línea, acompañado por el infatigable Raúl Baena, se encuentra en su mejor momento. Antonio Amaya, al que casualmente le ha estallado en estas semanas el presunto amaño de partidos, parece recuperado para la causa. Salvo una fea e incomprensible entrada en la primera mitad, firmó su mejor actuación con la franja desde que retornase al club el pasado verano. A su lado un Zé Castro que sin ser el kaiser de la 2013-2014 vuelve a rendir a buen nivel. Pilares fuertes para soñar.

RHOpinionFirmaJG

RH NEGATIVO: SILENCIO

Silencio, críticas a Tebas, al árbitro, algún cántico animoso desde la grada malaguista… y más silencio. Ésa fue la sinfonía que acompañó al Rayo durante los 90 minutos. Bukaneros volvió a elegir la huelga de animación como forma de protesta ante la situación que se vive en el fondo del estadio y el escaso apoyo prestado por el club a quienes en la última década se han dejado la garganta y el escaso parné en ayudar a la franja.

El método elegido puede gustar o no, pero conviene de una vez dejar de mirar el dedo que apunta y ver realmente lo que se está señalando. El acoso y persecución al que se ha sometido a esta parte de la afición vallecana es sencillamente escandaloso. ¿Qué se ha hecho para recibir semejantes cacheos en la puerta del estadio, para que se prohíban mensajes contra el racismo, la xenofobia y la intolerancia? Que alguien me lo explique porque no lo entiendo a no ser que me ponga a pensar mal. No ha sido precisamente en Vallecas donde se ha asesinado a alguien en los aledaños del estadio. El episodio de la redada sufrido ante el Levante hace unas semanas merecía la contestación desde el club y de los jugadores con algo más que unos cordones naranjas contra semejante atropello. Agachar la cabeza y chitón es una respuesta cobarde ante las directrices forzadas del CSD. Basta ya de posicionarse en la indiferencia, en el quedar bien con instituciones empeñadas en sus propios intereses cuando a los tuyos les están faltando al respeto y a su dignidad no solo como aficionados sino como personas. La falta de apoyo rotundo y sin medias tintas del club, cuerpo técnico y jugadores… ése es el silencio que más duele y no el que se paseó por Vallecas el sábado.

RH POSITIVO: ESPERANZA

Cuatro son los puntos que separan al cuadro franjirrojo del octavo puesto. La ansiada racha positiva en casa ya es una realidad y por fin el equipo parece responder a las altas expectativas que sobre él se tenían en verano. La espesura que dominó el juego de los vallecanos en su estadio en la primera mitad del campeonato se ha licuado para disfrute de la grada. Es un juego más vivo, más intenso, dinámico y vibrante. Este Rayo galopa firme y alegre, motivado por un resultado final que le adentraría de lleno en una historia tan modesta como grande. El miedo que tantos llevan en su montura sigue siendo nadie para los de Jémez. Un galope ejemplar.

Sorry, the comment form is closed at this time.